Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Aro Vulturi
Dom Nov 22, 2009 8:41 pm por Aro Vulturi

» Personajes Disponibles de la Saga
Sáb Nov 21, 2009 4:10 am por Bella Cullen

» Paseando por la divisoria
Lun Sep 14, 2009 3:01 am por Bella Cullen

» Fotos a la Carta
Sáb Jun 27, 2009 1:28 am por Elizabeth Masen

» Destroza deseos
Sáb Jun 27, 2009 1:19 am por Elizabeth Masen

» Registra tu actor o actriz
Sáb Jun 27, 2009 12:52 am por Elizabeth Masen

» Elizabeth Masen
Sáb Jun 27, 2009 12:40 am por Elizabeth Masen

» Pide tu rango
Sáb Jun 27, 2009 12:07 am por Elizabeth Masen

» Pedido de Habitación
Vie Jun 26, 2009 11:53 pm por Elizabeth Masen

Para New Moon!
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Sáb Jul 06, 2013 8:49 pm.

Corazones Inmortales (Carlisle/Esme story), Capitulo 1- Aquella joven con ojos de Ángel

Ir abajo

Corazones Inmortales (Carlisle/Esme story), Capitulo 1- Aquella joven con ojos de Ángel

Mensaje por Esme Cullen el Dom Mayo 17, 2009 5:30 pm

Bueno aqui os dejo mi fan fic... es el primero que hago^^
Capitulo 1
1911, Aquella joven con ojos de Ángel




Punto de vista, Carlisle Cullen



Era un día como cualquier otro en el hospital, era mas bien tranquilo ya que muy pocas personas habían en la sala de urgencias, teníamos unos cuantos hospitalizados pero nada que fuera muy grave. Yo me encontraba en la sala de urgencias, atendiendo a las pocas personas que se encontraban allí, hasta que termine con todo. Me senté un buen tiempo en mi escritorio a organizar los expedientes de los seguimientos médicos que últimamente estaba trabajando, cuando de repente tocaron la puerta.



- Pase…- dije, era la doctora Rodríguez la que tocaba la puerta



- Disculpe Doctor Cullen se le interrumpo pero nos ha llegado una joven a sala de urgencias- Podía oler la sangre desde mi asiento- y ya todos los demás doctores se han marchado a sus casas- todos se iban antes que yo, siempre yo era el ultimo en salir de allí

- Por supuesto Doctora en un momento estoy allí- ella me dedico una sonrisa y volvió a cerrar la puerta.



Me levante de mi escritorio acomodando de nuevo los expedientes en el segundo cajos de la parte derecha de mi escritorio, Salí y me apresure pues olía a sangre, talvez la chica tuviera una herida seria. Cuando llegue allí se encontraba una joven sentada parecía tener solo una lesión, era una joven hermosa, tenia un cabello color caramelo y unas facciones totalmente delicadas sus ojos parecían esmeraldas que brillaban con una intensidad especial que mostraba vida y alegría, no puede evitar sacar una sonrisa al ver tanta perfección ella, aunque fuera por la mueca de dolor que expresaba su rostro seguía siendo especialmente bella.



- Buenas Noches señorita- dije y le dedique una sonrisa ella suavizo su rostro y también me devolvió la sonrisa, ahora se reflejaba una luz en sus ojos similar a la de un ángel, vi como su rostro se sonrojaba ante mi saludo… y luego después de un lapso de tiempo





-Bu…Buen…Buenas Noches…hmm… Doctor… - dijo levantando un poco su cara, yo le dedique una sonrisa.



- y… dígame- dije mirando con atención el expediente que tenia en mis manos… de inmediato me percate de que no decía su nombre entonces pregunte- y… ¿cual es tu nombre?



Punto de vista, Esme Anne Platt



No sabia si era idea mía… talvez me había pegado demasiado fuerte en la cabeza… porque… semejante belleza era imposible… por lo menos en mi mundo y en mis 16 años de vida nunca había visto alguna persona tan perfecta… cuando me pregunto mi nombre, sentí como mis mejillas inmediatamente se sonrojaron por lo que baje un poco mi cara.

Me llamo Esme Anne Platt…- dije fingiendo que me dolía la pierna… solo para que no se percatara del rojo encendido de mis mejillas, levante un poco mi cara y vi su hermosa sonrisa.



- y… dígame señorita Platt, ¿como ha a ocurrido esto?- dijo con su hermosa sonrisa… ya no me dolía la pierna todo giraba entorno a ese doctor, imagine mi cara de tonta… y en efecto la tenia… hasta el punto de que no había escuchado bien su pregunta por lo que me fui obligada a pedirle que la repitiera.



- Disculpe… hmm… doctor… pues… podría… talvez... repetirme la pregunta- dije con un tono de desesperación en la voz, el solo sonrió… ahhh esa sonrisa suya calmaba todo dolor, hacia que mi mundo se detuviera por un segundo y dejara las dolencias, las preocupaciones y problemas a un lado… lo único que preocupaba eran sus ojos dorados.



-¿Como se ha roto la pierna señorita Platt?- dijo de nuevo con su sonrisa amable, parecía entenderme a la perfección, todo la manejaba tan suavemente, tan calidamente… tan tiernamente. No me había dado cuenta de que estábamos solos, si no fuera porque mire alrededor para ver la cara de los “otros” doctores.



-Pues… vera doctor… estaba huyendo de mi amiga… pues… me ofendió... y de verdad me enoje mucho con ella- el se acerco, mi pulso se acelero, y puso sus extremadamente frías manos en mi pierna con mucha delicadeza, examinándola con cuidado, con movimientos sabios que no dolían para nada.



-Y… dígame señorita Platt… si no es muy entrometido, ¿como la ha ofendido?, una señorita como usted no debe estar subiendo a los árboles - dijo con una sonrisa burlona pero educada, luego de tomar nota en los expedientes que tenia en sus manos.



- Me llamo Esme… no señorita Platt- dije ya un poco cansada de formalidades.- Pues… yo le conté a mi amiga que no me deseba casar… y que deseaba ser maestra de escuela… y ella siempre tan correcta me dijo “Pues como Esme!, no es un trabajo bien pagado, y si no te casas deshonraras a tu familia!”- Dije remedando la voz de amiga.



- Déjame decirte algo… Esme, ser maestro o maestra es un trabajo totalmente honorable… no te dejes guiar por otras opiniones… y respecto a lo del matrimonio… el día en que te sientas preparada te casaras… así funcionan, y así deben funcionar las cosas- dije con un tono tan sabio que hizo que volviera mi cara de tonta.



-Pero mis padres ya quieren que me case con un tonto llamado Charles Everson… y no lo quiero… es mas bien grosero y ego centrista, pienso casarme solo por mi familia… solo por ellos.



Punto de vista, Carlisle Cullen



No podía creer lo que sufría esta joven, si había algo que yo respetara era el amor… algo imposible de inculcar en una persona… yo en ese momento creía estar enamorado, perdidamente enamorado de esta joven… pero ella solo tenia 16 yo tenia unos eternos 23 debido a mi maldición, ella debía volver con su familia y seguir su destino… si por aluna razón que aun no se me ocurría ella deseara estar conmigo, no la podía condenar a esta chica. En ese momento entro la madre y el padre de Esme.

-¿Se ha roto la pierna verdad?- dijo la madre con tono enojado mirando a Esme con ojos repelentes.



-Si peor no es para tanto… imagino que tiene sus razones… a muchos les pasa- le dije con una sonrisa mientras terminaba de vendar su pierna, ella no se había quejado en lo mas mínimo, me deprimía pensar que ya era hora de que ella se marchara, solo la debía dar de alta.



-¡Estas castigada jovencita!, ¡cuantas veces te he dicho que debemos dar una buena aprecia ante los demás! ¡Que pensaran los demás de esto! ¡¿Que la hija de los Platt es un simio?!- dijo la madre con tono demasiado enojado… hasta el punto que me entristeció la vida de esta hermosa joven.



- Le repito señora Platt que no es para tanto… ya se pueden ir… estará bien- dije mientras apuntaba el nombre de la crema que le mermaría el dolor en un papel.- Solo aplíquele esto todas las noches con mucho cuidado.



Por primera vez sentí como si mi corazón me pesara cuando ella salía por la puerta de la sala y me miraba con una sonrisa, pobre niña… era lo único que podía pensar de ella… cuanta deseaba que siguiera adelante con sus sueños y que encontrara un amor que le conviniera y no uno que le prohibiera el cielo.

_________________
.:.+ Esme Cullen +.:.


Extraño de ser humana el no poder sentir los latidos desbocados cuando estoy contigo,
No poder llorar en este momento en el que te amo,
No poder sonrojarme con cada piropo,
No tener aliento...

Pues aun el ultimo te pertenece, Carlisle
avatar
Esme Cullen
AdminHeart of the Family

Cantidad de envíos : 72
Edad : 123
Localización : Donde quiera que este mi familia
Empleo /Ocio : Ama de Casa, Madre, Esposa, Remodeladora

Ver perfil de usuario http://inmortal-heart-rol.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.